Las mecheras de todos los días

2798

Resulta que no es una mechera cualquiera. En el momento que compartió el video en su facebook (lo podès ver en 30D) más de una amigo le comentó que ya la conocían y que habían víctimas también. Pero la “señora” sigue robando.

Hurto o robo, cualquiera sea la figura legal, algunos comercios y trabajadores ya no realizan la denuncia porque ya entendieron que para que haya pena tiene que haber prueba y que incluso habiendo prueba, como es este video, la pena es insuficiente.

“Como entran salen, y nosotros que nos levantamos todos los días para ganarnos trabajando lo nuestro estamos a la deriva”, declaran. La idea de la puerta giratoria y de desprotección sigue presente.

Si bien se aumenta la cantidad de policías caminantes y se anuncian cambios en las fuerzas de seguridad, no parece ser suficiente.

En las zonas más peligrosas, como en las inmediaciones del Fonavi de Grandoli y Gutiérrez, intentan arrebatar bebes de los coches y los niños ya no pueden salir a los recreos porque corren riesgo de morir por las balas perdidas de los tiroteos entre bandas.

En la zona de boliches, Pichincha y la Fluvial llegar y retirarse a la madrugada es realmente peligroso, más de una vez pasan motos que generan corridas y pánico. De hecho, hace 15 días un joven recibió un corte en el cuello que lo podría haber matado cuando se cayó al suelo en la desesperación por escaparse de quienes se llevaron su celular.

En el centro hay arrebatos, roban miles de pesos a locales comerciales como sucedió la semana pasada, e incluso los cines quitaron funciones nocturnas justamente por la inseguridad. El año pasado a través de gestiones de la Asociación Empresaria de Rosario
se lograron cambios en el control policial del microcentro. Fue la respuesta del Comisario Oliva a los pedidos de AER. Entre las modificaciones prometieron la utilización por parte de los efectivos de la Policía de Acción Táctica de chalecos fluor verdes para lograr su rápida visibilidad, la puesta en funcionamiento del carrito eléctrico que circula por la peatonal y un patrullaje especial para la identificación selectiva de personas en distintos horarios y lugares.
Las mecheras

Evidentemente el problema es profundo, y tiene que ver con la falta inclusión y las falencias educativas, no se trata de saber matemática o lengua, se trata de valores y moral.

Mientras tanto, sigue el enfrentamiento de unos contra otros.

No hay comentarios