Cayó en Rosario el asesino de un jubilado de Los Cardos

El rol de la PDI, clave para que se aclare el hecho de sangre.

A fines de enero, la localidad de Los Cardos se vio conmovida por el crimen de Amadeo Ventura, viudo y oriundo de ese pueblo, quien falleció víctima de “un solo golpe que le generó un traumatismo de cráneo severo y luego la muerte”, según reportaba la Policía de Investigaciones, a cargo del esclarecimiento. Ventura vivía solo en su casa, percibía una jubilación y además arrendaba su campo, lo que le proporcionaba un ingreso superior a los 70 mil pesos mensuales.

Ahora, tareas llevadas a cabo por personal del distrito de investigaciones del departamento San Martín -que trabajó valiéndose de imágenes fílmicas de cámaras de seguridad de Los Cardos, Las Rosas, Las Parejas y el sistema OJO de la ciudad de Rosario, como así también de testimonios recabados y otras pruebas reunidas- permitieron identificar a quien sería el autor material del hecho de sangre.

El sospechoso -cuyas iniciales son M.J.H.- tiene 34 años, se domicilia en Las Rosas y fue aprehendido en Rosario el pasado lunes por la tarde. El hombre estaba allí por motivos laborales, según indicaron desde la PDI. Vale recordar que la camioneta Ford Ranger que le robaron al jubilado apareció finalmente en un asentamiento rosarino y pasó también a formar parte de la investigación caratulada como homicidio calificado en ocasión de robo.

Con colaboración de Policía de Investigaciones rosarina se procedió a la detención del acusado mientras circulaba en la vía pública, más precisamente en calle Santiago al 1200, en cercanías de la Facultad de Ciencias Económicas.

Acto seguido, se realizo su traslado a la central de la PDI de Rosario, para cumplimentar los pasos procesales de estilo, luego de que el fiscal Pablo Ruiz Staiger ordenara su detención bajo oficio judicial.

Fuentes ligadas a la investigación ya habían confiado la sospecha de un plan criminal. “Le habían analizado los movimientos a la víctima, le hicieron inteligencia previa, personas que accedían a su hogar, sabían cuál era la situación y hasta de qué manera se manejaba en cuanto a horarios de descanso, ingreso al hogar y demás movimientos”.

Según las pericias, las puertas e ingresos a la vivienda no estaban forzados y hasta permanecían cerrados con llave, lo que refuerza la idea de que el hombre conocía a quien terminó llevándolo a la muerte. Parte de ese “plan” se salió de cauce según se indicó “porque hay un componente relacionado al uso de drogas”.

“La escena del crimen era un desastre de huellas y rastros y de sangre que inclusive fue lavada en el mismo baño de la víctima, a quien no le faltó siquiera dinero que tenía guardado en un colchón, sólo pertenencias menores y el vehículo aunque aún no se sabe si utilizaron tarjetas para extraer dinero”, resumen las mismas fuentes consultadas por este medio.

Fueron los propios vecinos quienes advirtieron la ausencia de Ventura y avisaron a otros familiares que al llegar lo encontraron muerto en la cama y vestido solamente con ropa interior.

El fiscal Pablo Ruiz Staiger imputó ayer al principal acusado, a quien le atribuyó el delito de “homicidio en ocasión de robo”, en una audiencia celebrada en San Jorge y que estuvo a cargo del juez santafesino Nicolás Falkenberg. Según informó el MPA la audiencia para el tratamiento de la cautelar se realizará el viernes en horario a confirmar por la Oficina de Gestión Judicial del departamento San Martín.