De corazón mascotero: Sebastián San Jorge, los mejores amigos de los animales

"Como cualquier ciudad con más de 25mil habitantes, los animales también son una problemática que se debe abordar", explicaron consultados por este medio.

Dice el refrán que el perro es el mejor amigo del hombre pero en algunos casos, también los hombres y las mujeres pueden ser los mejores amigos de los animales. Sebastián San Jorge es el grupo mascotero que creció con el nombre que hace honor a “Sebas”, el perro más popular del pueblo que hasta tiene su estatua en la plaza principal y ha inspirado poemas,homenajes y hasta misas. Su trabajo voluntario se enfoca en rescatar perros y gatos además de promover la adopción y la tenencia responsable y se sumaron a “Proteger”, agrupación que ya llevaba quince años de labor. “Como cualquier ciudad con más de 25mil habitantes, los animales también son una problemática que se debe abordar”, explicaron consultados por este medio.

Florencia Traberso es una de las colaboradoras y cuenta que “somos todas chicas de entre 20 y 30 años que nos sumamos a la lucha aportando saberes que tienen que ver sobre todo con haber vivido fuera de San Jorge”. “Nos integramos las colaboradoras porque la división no sirve y buscamos trabajar en equipo siempre, congeniando”, aclara.

Por ejemplo, el uso de las nuevas tecnologías sobre todo enfocado en redes sociales, ayuda a multiplicar conciencia en torno a la tenencia responsable y del mismo modo a encontrar a un animalito extraviado o a denunciar un maltrato. Y de eso se encargan casi con la puntillosidad de un community manager.

“Todas vivimos afuera y hemos adoptado animales fuera de San Jorge entonces por ejemplo replicamos aquí la campaña de adopción en las plazas, que tiene muy buenos resultados”, describe Traberso.

“Somos voluntarios, tenemos laburos, familia y mucho compromiso y con Sebastián San Jorge ayudamos en casos de animales perdidos, adopción, tránsito (es decir, hasta que se consigue un adoptante fijo alguien aloja al animal en su casa) denuncias de maltrato o búsqueda de asistencia veterinaria”, aclara en cuanto al rol y la función del grupo.

Al momento de enumerar objetivos, Traberso no duda: “Que todos los meses se castre, porque la superpoblación genera hacinamiento, abandono, maltrato”. Y añade “que la gente adopte animales en lugar de comprar y entienda que tener una animal es una responsabilidad, que tiene que tener su libreta de salud, sus cuidados, amor, que tener dos gatos es amor pero tener diez si no tenés espacio es cuanto menos un acto inconciente”.

El grupo se sostiene con donaciones y siempre necesitan alimento balanceado, cuchas, trapos y personas que puedan ceder un espacio de sus viviendas para animales en tránsito. “Un lavaderito, un lugar en una casa de fin de semana, una habitación que no se ocupe”, enumera Traberso quien cierra diciendo “siempre el animal va a darnos más de lo que le demos, siempre el que tenga una mascota tendrá amor incondicional y hasta inentendible para los humanos”.

Para contactarlos, esta es la página que tienen en Facebook:
https://www.facebook.com/perritosbonito