Fútbol

De la escuela de Renato y con corazón salteño

Patricio Pachu González viene gambeteando desde pequeño y quiere dar el salto en el Torneo Regional Amateur.

Se sabe que una de las mejores escuelas de fútbol del país en materia formación de juveniles es Renato Cesarini. De la mano de Jorge Solari, llegaron a la elite Javier Mascherano, Martín Demichelis o Andrés Guglielminpietro, por citar apenas algunos ejemplos.

Desde muy chico Patricio Nicolás González, o simplemente Pachu, comenzó a patear una pelota en su Rosario de la Frontera (Salta) natal. No pasó mucho tiempo para que sus gambetas y desfachatez llamaran la atención, primero de los entrenadores de su club, Atlético General Güemes en el que llegó a debutar en Primera con apenas 14 años y, luego, por los captadores de Renato.

Allí rápidamente se transformó en un atractivo para propios y extraños. Su velocidad y picardía eran un faro entre tanto fútbol físico y desde octava hasta quinta hizo delirar a todos con goles, pases milimétricos y una sonrisa en el rostro.

La oportunidad de jugar en AFA llegó más temprano que tarde y Talleres de Córdoba le abrió sus puertas, aunque, por esas cosas de fútbol, pegó la vuelta con sus afectos a Güemes.

Hoy, mucho más maduro, con 20 años y mucha experiencia acumulada es la figura de Progreso de Salta, equipo que disputará el Torneo Regional Amateur (ex Federal B).

Distintos equipos del país y el exterior lo siguen de cerca, pero Pachu González tiene la misma claridad en el campo que a la hora de declarar: “Estamos muy metidos en lo que será el Regional. Hicimos una buena pretemporada y queremos ser protagonistas. De mí parte espero hacer lo mejor para ayudar al equipo a conseguir los objetivos”. Y agregó: “Siempre es lindo que equipos se fijen en uno, pero tengo que estar tranquilo, seguir creciendo y haciendo las cosas bien para poder dar el salto”.

Caño, taco y sombrero, pero también sensatez y una madurez distinta en una edad conflictiva. Patricio Pachu González es feliz en una cancha y sueña con seguir deleitando a todos, sea en Salta, Rosario o cualquier lugar del planeta fútbol donde pueda seguir llevando la pelota atada.