Aprobado en sesión

El concejo citará a los dueños de Glovo, Rappi y Pedidos Ya

Será con el fin de que expliquen en qué marco están desarrollando sus tareas y qué medidas de seguridad implementan para proteger a sus trabajadores.

La reunión surge de la idea de que hay un vacío regulatorio respecto a la actividad que realizan y atiende al pedido del Sindicato de Empleados de Comercio de observar esta situación.

Según afirman representantes del Sindicato de Cadetes de Rosario, la empresa atiende dos días a la semana, una hora cada día en un coworking, sin contar con oficinas propias en la ciudad.

“Este pedido se da en el contexto de que vemos claramente en la calle como crece la cantidad de pibes que se suman a trabajar en estas empresas, y al mismo tiempo vemos que es una actividad que está completamente desregulada, exponiendo a nuestros jóvenes a situaciones de trabajo sumamente riesgosas y precarias que no se pueden permitir”, profundizó el edil Juan Monteverde.

En general se trata de empresas trasnacionales, que se asientan principalmente en las grandes urbes, e implican un desafío a nivel de regulación, ya que no se encuadran con las actividades tradicionales reguladas por las normativas laborales, de habilitaciones y/o servicios públicos.