Tenía condena por 11 años. Estaba prófugo.

Encarcelan al presunto cerebro del atentado contra Charlie Hebdo

El yihadista Peter Cherif está acusado de ser uno de los autores intelectuales de los ataques contra el semanario satírico francés.

Peter Cherif, uno de los yihadistas más buscados del mundo y sospechoso de ser uno de los autores intelectuales de los atentados contra el semanario satírico “Charlie Hebdo” en 2015, fue encarcelado provisionalmente este jueves.

Según explicaron a Efe fuentes judiciales, Cherif fue imputado por asociación terrorista “reincidente” en el marco de una investigación abierta por la Fiscalía de París en mayo de 2017.

Cherif, de 36 años, tiene además que responder por una pena de cinco años que se le impuso en 2011 pero que no cumplió al huir de la Justicia.

El supuesto terrorista fue extraditado a Francia el pasado día 23 después de ser arrestado en Yibuti el día 16.

Los investigadores sospechan que el yihadista es uno de los autores intelectuales del atentado del 7 de enero de 2015, cuando los hermanos Kouachi asesinaron a 12 personas en “Charlie Hebdo”, aunque todavía no han logrado demostrar el vínculo directo en este ataque.

Sin embargo, sí que tienen documentada la larga relación entre Cherif y los hermanos Saïd y Cherif Kouachi, que data de finales de la década de 1990, tras haberse encontrado en el barrio de Buttes Chaumont de la capital francesa, en el distrito XIX (noreste).

Los investigadores consideran que a partir de 2003 sus posiciones se radicalizaron.

Unos meses más tarde, Peter Cherif se trasladó a Irak a través de Siria. Fue uno de los primeros franceses en viajar al terreno de actuación del Estado Islámico (EI).

Apresado por la coalición que combatía al EI y condenado en Irak a 15 años de cárcel, se escapó en marzo de 2007 y fue arrestado de nuevo por las fuerzas francesas en Siria al año siguiente.

Extraditado a Francia, la Justicia no le impuso medidas cautelares, por lo que huyó en marzo de 2011 antes de que hubiera sentencia contra él.