Fin de semana violento en el pabellón de los hermanos Funes

Un grupo de presos de la cárcel de Piñero, residentes del pabellón 14 donde están detenidos Alan y Lautaro Funes realizó este fin de semana una protesta para pedir que le permitan utilizar celulares.

Es que el Servicio Penitenciario realizó requisas en el lugar y evaluó instalar inhibidores de señal para cortar cualquier tipo de comunicación hacia el exterior y los reclusos no tomaron bien esta nueva medida.

Los familiares que habían ingresado al lugar en calidad de visitas se negaron a salir, en apoyo a los reclamos de los internos.

Los reos manifestaron estar “incomunicados”. La manifestación duró cerca de cinco horas hasta que pasadas las 22 se logró llegar a un acuerdo sin el uso de la fuerza.

Desde el Ministerio de Seguridad explicaron que los presos mostraron con estas actitudes que pretenden “seguir con su accionar delictivo incluso tras las rejas” y que se están llevando acciones para “mejorar el control de los detenidos”.