Frases para pensar de Ortega y Gasset

En el aniversario del natalicio del filósofo sus frases nos invitan a reflexionar y a cuestionarnos.

Las frases de Ortega y Gasset nos invitar a reflexionar y a cuestionarnos. Son un regalo para todo aquel que quiera profundizar a través de la metáfora y las sentencias ingeniosas. Ortega y Gasset (1883 – 1955) fue un filósofo y escritor español vinculado a la teoría del perspectivismo, al raciovitalismo y al movimiento de renovación cultural y artístico contra el modernismo, conocido como novecentismo.

Su pensamiento ha ejercido gran influencia en varias generaciones de intelectuales.Además, no solo fue un brillante divulgador, sino que profundizó en una gran variedad de campos del saber, entre ellos la filosofía, la psicología, el arte y la literatura. Su estilo es considerado elegante y original, sobre todo su discurso filosófico. Prueba de ello son obras como El tiempo de nuestro tiempo (1923) o La rebelión de las masas (1929). Para conocerlo un poco más a fondo, profundicemos en algunas de sus frases.

“Camino lento, no te apresures, que el único lugar a donde tienes que llegar es a ti mismo”.

Se trata de una de las frases de Ortega y Gasset con más valor. El destino no es un lugar, ni un trabajo, ni un momento. No es el camino a nuestros sueños, sino la reconciliación con nosotros mismos. El punto exacto en el que nos encontramos con nuestra verdadera esencia.

“El verdadero tesoro del hombre es el tesoro de sus errores”.

Un error es un puente al aprendizaje, la oportunidad de mejorar lo que en algún momento nos salió mal. Un tesoro, como expresa Ortega y Gasset, repleto de sabiduría.A partir de nuestras equivocaciones se erigen el cambio y el crecimiento.

“Hay tantas realidades como puntos de vista. El punto de vista crea el panorama”.
Cada persona crea un mundo, su mundo, y a partir de él filtra todo lo que acontece a su alrededor. De ahí nacen muchos malentendidos; por eso a veces es tan difícil entendernos.
“Sólo es posible avanzar cuando se mira lejos. Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande”.

Ortega y Gasset lo tenía muy claro: avanzar implica pensar a lo grande y creer que todo es posible. Si acotamos nuestro pensamiento, nuestros sueños se verán reducidos en buena medida.

“Siempre que enseñes, enseña a dudar de lo que enseñes”.
Imponer una idea es acortar el campo del saber tan extenso e ilimitado… Sin embargo,enseñar a cuestionar, no solo a los demás, sino a nosotros mismos también es la llave hacia el conocimiento.
“Muchos hombres, cómo los niños, quieren una cosa pero no sus consecuencias”.