Problema sin solución

Intensifican los controles contra la doble fila

Las sanciones son severas: retención de la licencia de conducir y multas de hasta 3 mil pesos, que se actualizan cada vez que sube el litro de nafta súper.

La Municipalidad de Rosario intensificará este año la campaña en contra del estacionamiento en doble fila, una infracción que en los últimos cien días del 2018 se llevó más de 3 mil actas.

Las sanciones son severas: retención de la licencia de conducir y multas de hasta 3 mil pesos, que se actualizan cada vez que sube el litro de nafta súper. Entre los infractores, hay un alto porcentaje de taxistas, lo que agrava la sanción porque se trata de conductores profesionales.

La cruzada se lanzó en octubre del año pasado con el reparto de volantes en los que la Secretaría de Control y Convivencia detalló los inconvenientes que acarrea esta falta considerada grave: aumenta la posibilidad de accidentes, incomoda a los demás conductores, obliga a maniobras de riesgo y bloquea un carril completo de circulación.

En los últimos 100 días de 2018, además de las multas se les retuvo la licencia a 550 conductores. “Vamos a seguir trabajando para que los infractores entiendan que respetar la norma hace a la convivencia, y para que en algún momento la cumplan, no porque el Estado los sanciona, sino por convencimiento”, destacó el director de Tránsito, Gustavo Adda.

Las escuelas, los corredores comerciales y las clínicas son los espacios donde se produce mayoritariamente este tipo de infracción. Allí puso la lupa a fines de 2018 la Municipalidad y profundizó los controles y desplegó un grupo de divulgadores que trabajaron en la concientización de los conductores.

Así y todo, “erradicar esa conducta”, tal como lo planteó el secretario de Control y Convivencia, Guillermo Turrin, no es tarea fácil. Si bien ya se labraron 3.012 actas de infracción y se llevaron más de 80 autos al corralón, la doble fila sigue siendo un problema sin solución.