ARRIBA ROSARIO

“La labor de los concejales se vio obstruida por el Poder Ejecutivo”

Nicolás Gianelloni es abogado y docente de la UNR, militante radical desde hace más de veinte años y de larga experiencia en la vida política universitaria. Es el actual secretario de extensión de la facultad de derecho. Hoy es segundo precandidato a concejal por la lista Arriba Rosario que encabeza la edila María Eugenia Schmuck.

Foto prensa Gianelloni

Nicolás Gianelloni es abogado y docente de la UNR, militante radical desde hace más de veinte años y de larga experiencia en la vida política universitaria. Es el actual secretario de extensión de la facultad de derecho. Hoy es segundo precandidato a concejal por la lista Arriba Rosario que encabeza la edila María Eugenia Schmuck.

Foto prensa Gianelloni
Foto prensa Gianelloni

¿Qué diagnóstico hace de la ciudad de Rosario?

Tenemos un diagnóstico muy fino a consecuencia de la labor que venimos haciendo en los barrios de la mano de la gestión en el Concejo Municipal, de María Eugenia Schmuck. La verdad es que vemos una distancia enorme entre el municipio y las necesidades cotidianas de los vecinos. La gente reclama seguridad y sobre todo, una acción social más sistemática por parte de las autoridades. Es sorprendente por ejemplo que en los barrios no se conoce a los Directores de Distrito, incluso muchos vecinos nunca han ido a su distrito y otros declaran no haberse ejecutado los proyectos del presupuesto participativo.

Usted planteó en varias oportunidades la elección directa de los directores pero ¿esto puede beneficiar en algo la realidad cotidiana de los rosarinos?

Sin dudas, porque obligaría a los Directores a hacerse cargo de su gestión, y a tener una gestión más cercana a las necesidades concretas, sobre todo en los barrios. Pensamos que los Directores de Distrito no pueden ser militantes del partido de turno ni delegados del poder ejecutivo, sino que deben conocer el territorio y ser responsables políticos de sus acciones u omisiones. La elección directa por parte de los vecinos los obligaría a dar respuestas a las necesidades concretas de los barrios, porque cada cierto período se someterían al voto popular. Si el Distrito fue pensado como un mini municipio, su jefe debe ser políticamente responsable también. Fíjese que ni siquiera en la página web de la Municipalidad se indican sus nombres ni su trayectoria, no sabemos quiénes son, ni cómo contactarlos; yo no he encontrado un solo mail institucional para contactar a los directores a través de la página.

¿Cómo observa el problema de la inseguridad? ¿Se puede hacer algo desde lo municipal?

El problema de la inseguridad es un tema estructural de largo plazo y abarca varias aristas. Nosotros creemos que el socialismo ha fracasado en esa área y que llamativamente premia a quienes fueron responsables de diseñar políticas en materia de seguridad, como es el caso de Horacio Ghirardi, cabeza de lista para el Concejo Municipal.

Eso sería como llorar sobre la leche derramada…

No, no, con esto quiero señalar que lo primero que hay que tener es voluntad política para resolver el problema, y, lo segundo, es capacidad profesional específica. Convocar a especialistas interdisciplinarios en la materia. Desde el Concejo, nosotros vamos a proponer un Centro de Asistencia a la Víctima como medida de mediano plazo. Esto es, un espacio municipal interdisciplinario que pueda contener a las víctimas de delitos y ayudarlas a proceder ante hechos de violencia, desde lo administrativo y jurídico hasta su contención psicológica, porque el estado debe estar más presente. Necesitamos que la gente deje de sentirse olvidada. Ese es un gran reclamo en todos los lugares que recorremos a diario, hay una sensación de estar descuidados como ciudadanos por parte del Estado que debería garantizar nuestros derechos fundamentales: la vida y la seguridad entre ellos. Otra de las propuestas de nuestro espacio en materia de seguridad es la unificación de poder de policía y control municipal, o sea, que las distintas reparticiones de control público tengan las mismas potestades para poder actuar rápidamente a la hora de sancionar irregularidades en la vía pública.

El reclamo en materia de inseguridad es generalizado, pero imagino que en los barrios debe haber otros.

Si, tal cual. Parece increíble pero, en el siglo XXI, siguen reclamando algo tan básico como es el agua potable. Constatamos a diario lo que una vecina llamó “hambre de agua” y en relación a esto está también la falta de cloacas. La mayoría de los barrios tienen zanjas lo que implica agua estancada y podrida con graves consecuencias para la salud de los vecinos. Otro tema es el de la poda y escamonda que se vincula a la inseguridad porque muchas veces los delitos ocurren en descampados y de tarde o noche donde la visibilidad es menor. La poda ayudaría a mejorar la visibilidad pero también esto debe ir acompañado de una mayor extensión del alumbrado público que es otra demanda recurrente en los barrios.

 

Usted acompaña en la lista a María Eugenia Schmuck que ha tenido una perfomance muy activa desde el Concejo.

Si, María Eugenia ha tenido una participación excelente y nosotros queremos acompañar esa línea de trabajo junto a ella en el Concejo. Valoro mucho lo que ha hecho en materia de trata de personas, con el cierre de los cabarets o por ejemplo en materia de acceso a la primera vivienda con proyectos de financiación y ahorro para la clase media. Pero además, confiamos en que Pablo Javkin como futuro Intendente va a garantizarlos, porque en gran parte de los casos la labor de los concejales se ve obstruida por el poder ejecutivo: una gran paradoja de nuestra democracia local, que debemos subsanar; el Ejecutivo debe cumplir las ordenanzas del Concejo Municipal y no esperar que éste sea una mera escribanía. El concejo es el órgano de la pluralidad,  que incluso en un futuro debería poder representar también a los barrios con concejales por distrito, pero parece que desde el Ejecutivo sólo se busca que los concejales ratifiquen sus pedidos. Esto no puede ser así. La pluralidad es garantía de democracia, como incluso, nosotros lo venimos reclamando dentro del Frente Progresista.