No abren ni a los inspectores

Producción La Mar completamente cerrada

Los 25 empleados cesanteados de la fábrica textil rosarina se concentraron en forma pacífica en la sede administrativa y los propietarios llamaron a la policía.

La situación de los empleados de la fábrica textil rosarina La Mar es de total incertidumbre. Desde el lunes pasado les niegan el ingreso a sus puestos de trabajo y les deben el sueldo del mes, el aguinaldo, el bono y en algunos casos las vacaciones. “Los dueños no le abren la puerta ni siquiera a los inspectores del Ministerio de Trabajo”, advirtió uno de los cesanteados.

La firma La mar se dedica a la producción de ropa informal desde el 2002. En sus locales de Rosario y Villa Gobernador Gálvez, en los últimos días colocó todo el stoch de indumentaria al 50 por ciento de su valor. Al mismo tiempo, dejaron en la calle a 25 empleados y a sus familias.

La empresa cerró su parte de producción, aunque los locales comerciales siguen abiertos, liquidando las prendas. “Por ahora somos 25 los despedidos, pero cuando terminen de vender toda la ropa creemos que también se van a quedar sin trabajo los vendedores”, señaló uno de los afectados.