Las clases “arrancan” con paro

La propuesta salarial del gobierno de Miguel Lifschitz cayó muy mal entre los docentes rosarinos. Tanto que las cinco mociones que la departamental Rosario de la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafé) puso a consideración de los maestros van todas por el rechazo de la oferta con medidas de fuerza que van de 72 a 96 horas de paro la primera semana. Además el menú gremial incluye el no dictado de clases para la segunda semana de marzo con huelgas de 48 a 72 horas. Y la postura más intransigente promueve realizar ya mismo un paro por tiempo indeterminado. La votación arrancó ayer en las escuelas y terminará hoy a última hora. Mañana se hará la asamblea provincial que definirá el casi seguro rechazo a la oferta paritaria con paro de 48 horas.

El propio ministro de Gobierno, Pablo Farías, admitió ayer que la provincia considera “complicado” el inicio del ciclo lectivo programado para el lunes próximo ante el rechazo preliminar manifestado por la dirigencia gremial y las bases.

“Hay un escenario complicado en realidad a nivel nacional donde seguramente se apruebe un paro de 48 horas de parte de la Ctera para el lunes y martes próximos”, advirtió el funcionario.