Presupuesto 2019

Nación presiona a Lifschitz

El gobierno nacional condicionó nuevos aportes al transporte urbano de Rosario y Santa Fe a que el gobernador firme el nuevo pacto fiscal.

El gobierno nacional condicionó nuevos aportes al transporte urbano de Rosario y Santa Fe para compensar la quita de subsidios al sistema a que el gobernador Miguel Lifschitz firme el nuevo pacto fiscal.

Desde Cambiemos plantearon que, de suscribir la Casa Gris la agenda tributaria, las principales ciudades de la provincia serán incluidas dentro del reparto de un fondo de unos 12 mil millones de pesos. Y además habrá compensaciones adicionales vía aumento de impuestos nacionales que se coparticiparán, como el de bienes personales para propiedades de argentinos declaradas en el exterior.

La oferta del macrismo se conoció el mismo día que la intendenta Mónica Fein encabezó una reunión con los líderes de los distintos bloques del Concejo para debatir el impacto en el transporte de la quita de subsidios.

También se analizó la instrumentación de la emergencia social que aprobó semanas atrás el cuerpo, el impacto que tiene la crisis en cada uno de los barrios y cómo abordarla integralmente entre todos los niveles del Estado.

Esta semana Lifschitz ratificó que por ahora Santa Fe no suscribirá el nuevo pacto federal. El gobernador impugnó la eliminación del fondo sojero, el recorte de gasto social y en obras públicas, el aumento de la presión tributaria y la eliminación abrupta de los subsidios nacionales al transporte y de la tarifa eléctrica social.