“No es fácil estar en un club como Central”, dijo Ortigoza

20
Néstor Ortigoza llegó anoche a Rosario y tal cómo se preveía esta mañana asistió al Sanatorio Mapaci a realizarse la revisión médica en lo que significa el paso previo a firmar el contrato con el club de Arroyito. En su primer contacto con la prensa rosarina, el exOlimpia y San Lorenzo dijo que estar en un club como Central “no es fácil” aunque mostró su confianza y entusiasmo de encajar en el esquema de juego que pretende Leo Fernández. .
“Estoy contento. Espero adaptarme a mis compañeros y al cuerpo técnico. Sé que la gente de Central es muy fanática, espero rendir bien y lograr el objetivo”, dijo el exOlimpia y San Lorenzo en su primer contacto con la prensa rosarina.
Ortigoza dijo sentirse “muy bien” y que arrancará la pretemporada para ponerse “bien a punto”.
“Para todo jugador es fundamental, es la base para jugar al fútbol. Espero que el miércoles arranquemos, estoy preparado, con muchas ganas”, abundó entusiasmado.
El actual manager canalla, Mauro Cetto, fue clave para la llegada de Ortigoza.
“A Mauro lo conozco de San Lorenzo, lo quiero y respeto mucho, siempre me habló de Central. Y con el técnico hablé durante la semana y por eso estoy acá, motivado y con mucho entusiasmo”, agregó.
Ortigoza estuvo en boca de los canallas hace un semestre y al respecto el experimentado volante central señaló que “mi llegada no se pudo dar hace seis meses, pero ahora estoy contento. Sé que el club exige mucho y espero estar a la altura. Espero que las cosas salgan bien, estar en un club como Central no es fácil, tengo que estar pensando que cada partido será una final”.
Ortigoza firmará un préstamo por 18 meses y cobrará un contrato muy importante para lo que son las arcas de los clubes del fútbol argentino. En realidad, un valor que está en consonancia con lo que percibe un futbolista de su linaje futbolístico y que tiene un palmarés que incluye el título de la Copa Libertadores en 2014 con San Lorenzo, la disputa de dos Copas Américas y el Mundial Sudáfrica 2010 con Paraguay, con Gerardo Martino como entrenador.