Tras la investigación

Piden elevar a juicio el accionar de una banda narco liderada por un policía

La solicitud la hizo el fiscal federal de Santa Fe Walter Rodríguez y el principal imputado es el ex sargento santafesino Edgardo "Cabezón" Baigoría

El fiscal federal de Santa Fe, Walter Rodríguez, solicitó la elevación a juicio oral y público tras dar por finalizada la etapa de investigación de la que él considera la banda narco más compleja que actuaba en la capital provincial y que contaba con la protección no sólo de algunos policías sino también de al menos dos gendarmes que deberán sentarse en el banquillo de los acusados.

Viajes repentinos a Bolivia y Paraguay; la compra reiterada de dólares a un arbolito que tiene su parada en la céntrica esquina de San Martín y Tucumán de la ciudad de Santa Fe para la adquisición de cargamentos de estupefacientes; mensajes cómplices con espías de la Gendarmería Nacional para obtener protección en el recorrido de los cargamentos hasta la capital provincial; y una serie de contactos con vendedores barriales de drogas, definen a la organización que a lo largo de 2018 fue desbaratada y que concluyó con la detención del empresario rosarino Luis Paz el pasado 10 de diciembre en un departamento del microcentro rosarino en una causa que fue un desprendimimento de la original.

Los líderes

Según los argumentos del fiscal Rodríguez, se trata de la organización que lideraba el agente policial Edgardo “Cabezón” Baigoría, de 47 años; en sociedad con Emanuel González, de 31 años e hijo de la pareja de Luis Paz. Esos hombres eran titulares de la empresa La Distinción SRL, con asiento en la localidad de Santo Tomé, dedicada a los servicios de grúa y remolques como así también a la reparación y compraventa de vehículos. Los dos, para la Fiscalía, fueron en algún momento los mayores exponentes del negocio narco en Santa Fe.

Tanto Baigoría como González deberán afrontar el juicio oral y público luego de que el fiscal presentara la requisitoria correspondiente. Junto a ellos, en el banquillo de los acusados habrá otras ocho personas que ocupaban distintos papeles en la organización, entre los cuales se destacan tres agentes de la Gendarmería Nacional. Pero más allá de este proceso, el fiscal dejó la puerta abierta para una nueva causa a raíz de una serie de escuchas telefónicas que fueron intervenidas y tramitadas por el juzgado Federal 4 de Rosario a cargo de Marcelo Bailaque y que vincularían a nuevos actores del narcotráfico con el agente Baigoría.

El pedido de juicio es para el propio Baigoría y para González, quienes fueron procesados por el juez Francisco Miño como “organizadores de actividades ilícitas de comercialización y transporte de estupefacientes, cuyo principio de ejecución fue anterior a diciembre del 2015 y que fueron extensivas hasta el 4 de abril del 2018”.