Se demora la chance de acuerdo sobre la renovación de 500 chapas de taxis

La reunión de los concejales que integran la comisión de Servicios Públicos de ayer por la mañana sirvió para ratificar el amplio y dispar abanico de posturas que rodean esta determinación que se debe tomar sobre la renovación de 500 chapas de taxis, que ya obtuvieron una prórroga de 90 días a fines de mayo, y que en estos días deben acercarse a una resolución definitiva. En ese marco, todo indica que sería muy difícil poder llegar a tratar una propuesta formal esta semana.

Por ahora, los tiempos para arribar a una situación de consenso parecen lejanos para estas 500 chapas, que ya vienen de una licencia otorgada por diez años, y ahora tienen que afrontar la instancia de renovación.

Ayer, en el cruce entre concejales y distintas organizaciones representativas del movimiento taxista, quedó en claro que se mantienen las diferentes visiones sobre esta problemática. Algunos representantes del oficialismo plantean que se debe exigir lo pactado para la renovación, mientras que desde sectores opositores apuestan a miradas menos duras, a analizar medidas intermedias, y pensar en alternativas como extenciones de prórrogas para poder al menos paliar este difícil momento económico y social que atraviesa el país.

“Por ahora estamos un poco lejos del consenso”, reconoció ayer el concejal Carlos Comi, presidente de la comisión, ante la consulta de este diario. “Estamos charlando entre los distintos bloques, y lo vamos a seguir haciendo para encontrar puntos de acuerdo”, comentó el edil.

“Tiene que haber un consenso para destarabar esta situación. No será en un par de días, pero estamos trabajando en eso”, destacó Comi.

“Hoy cambiamos ideas en la comisión, escuchamos los reclamos del sector, y también hubo reuniones informales. Pero nosotros, como concejales, estamos obligados a no mirar sólo la foto para tomar un decisión. Tenemos que mirar toda la película”, surayó. “Por ahora estamos dentro de una prórroga, pero nos gustaría encontrar una respuesta, una solución de fondo”, admitió Comi.