El sindicato de municipales denunció que un grupo de barras quiso tomar el gremio

Jorge Martínez, abogado y secretario de Condiciones Laborales del Sindicato de Trabajadores Municipales de Rosario, afirmó que detrás de los violentos incidentes ocurridos ayer en la sede del gremio “hubo barrabravas” y que “el 70 por ciento de quienes protagonizaron esos hechos no eran empleados municipales y tuvieron como objetivo tomar el gremio e impedir el acto democrático que se estaba realizando”.
El episodio comenzó en la media tarde de ayer, pero se prolongó ya avanzada la noche en el local del gremio ubicado en Entre Ríos entre Mendoza y Tres de Febrero. Todo se dio cuando la Junta Electoral del gremio se reunía para definir el calendario de elecciones para renovar autoridades en junio próximo.