Deportes

Taldo, un apellido que suena en Rosario y rebota en América

El entrenador formado en España tiene ofertas de distintos equipos de Concacaf y Sudamérica.

Que los jugadores argentinos sean solicitados de distintas partes del mundo no es ninguna novedad. En el último tiempo, a esta fiebre albiceleste, se le suma el mercado de los técnicos, un espacio tan atractivo como volátil a la hora de la continuidad laboral.

Desde América hasta África, desde las mejores ligas europeas hasta los rincones desconocidos del planeta fútbol, se puede encontrar un entrenador con sangre celeste y blanca.

La nueva camada que llegó para quedarse en el fútbol argentino les abrió la puerta grande a todos aquellos que sueñan y trabajan día a día para alcanzar la gloria deportiva.
Marcelo Gallardo, Diego Cocca, Sebastián Beccacece o Eduardo Coudet  se destacan o destacaron en la liga local, pero además, Mauricio Pochettino, Mauricio Pellegrino o Diego Simeone hace años que consiguen grandes resultados en el exterior.

En un ambiente donde muchas veces se relaciona capacidad con edad, algunos salen del molde y dejan por tierra cualquier tipo de duda. Luis Zubeldía, por ejemplo, tuvo que ponerle punto final a su carrera futbolística por una lesión y enseguida comenzó a trabajar en Lanús junto al recordado Ramón Cabrero. Tenía solo 28 años y quedó en la historia del club al conseguir un campeonato local en 2007.

Más acá en el tiempo y en región, aparece la figura de Luciano Taldo. Con apenas 34 años, este rosarino tiene un recorrido admirable y va por más.

Mientras espera posibilidades de distintos equipos de Concacaf y Sudamérica, Taldo se sigue preparando y toda su vida gira alrededor de una pelota.

Con un pasado como futbolista en las inferiores de Newell’s, llegó al Deportivo La Coruña de España en la temporada 2003 para disputar el campeonato de Segunda División.

Tras su paso por Bulgaria y el retorno a España para vestir la camiseta del Girona, una inoportuna lesión le puso final a una carrera que estaba comenzando a transcender.

Lejos de bajar los brazos, sabiendo que el amor y la pasión por el fútbol era más fuerte que cualquier contratiempo, pasó de patear la pelota a los libros. Rápidamente comenzó a estudiar la carrera de entrenador en el Centro de alto rendimiento Johan Cruyff en Girona.

Allí se recibió como instructor de fútbol infantil y juvenil, certificación que cuenta con el aval de la Real Federación Española de Fútbol y la FIFA.

Luego de obtener grandes resultados en el fútbol juvenil de Girona, enfrentando a potencias como el Barcelona o el Espanyol, el joven DT se consagró campeón invicto con el Deportivo Salt (Catalunya-España).

Su impronta, capacidad, alegría para llevar adelante los entrenamientos y la constante capacitación, hicieron que Taldo se destaque rápidamente y atrajera a distintos clubes que querían contar con sus servicios.

Así, de la mano de Edgardo Malvestitti arribó a El Salvador para conseguir el primer puesto en la tabla general con el Deportivo Águila.

Ya en Sudamérica, Nacional de Potosí disfrutó de sus servicios y obtuvieron la clasificación para la Copa Sudamericana 2017, algo inédito en la historia del club.

De vuelta en su Rosario natal, el orientador táctico desparramó toda su sabiduría en los juveniles de Social Lux, uno de los clubes más representativos de la zona oeste. Con “Mercadito”, siguió dando vueltas, obteniendo títulos en novena y octava división.

Sin dudas que, más allá de todo lo conseguido hasta el momento, Taldo tiene mucho para dar y compartir desde el banco de suplentes. Aquel equipo que decida contar con sus servicios seguramente podrá disfrutar de una persona apasionada y que marcará un camino de honestidad, preparación y éxito deportivo.