El temporal dejó más de 30 árboles y ramas caídos

40

El fuerte aguacero y posterior viento en Rosario dejó algunas consecuencias en la vía pública. Hasta la noche de ayer, la Dirección Municipal de Defensa Civil contabilizó la caída de unos 34 árboles y ramas en diferentes puntos de la ciudad. Un paraíso se desplomó sobre Balcarce al 1.600 sobre el asfalto y las escalinatas del ingreso a Tribunales. Las tareas de normalización comenzaron ayer por la tarde y continuarán hoy, a cargo de la Central de Operaciones de Emergencias (Coem) y Parques y Paseos.

El que pasó fue un fin de semana tormentoso que ya había dado sus primeros anuncios el viernes y se prolongó en las últimas 48 horas. El sábado, hacia las 20, la caída de algo de lluvia con leve granizo y la intensidad de la tormentas, con relámpagos incluidos, causó alguna preocupación en las autoridades.

Sin embargo, las alertas no llegaron a encenderse en su totalidad. Ayer, el director de Defensa Civil, Raúl Rainone, brindó un panorama general de lo transcurrido. Después de las 15, se habían recibido más de 30 reclamos por árboles y ramas caídos.

A la intensa lluvia se le sumó el viento con ráfagas que llegaron a los 50 kilómetros por hora. “Cuando cae tanta agua y de inmediato se registran vientos intensos es esperable que haya árboles que se desplomen”, razonó Rainone.

Además de la caída de ramas y árboles se registraron voladuras de chapas. En particular, de material que había en las obras de construcción y en cartelería pública.

Una de las postales que reflejó el intenso viento, se registró ayer en horas de la tarde sobre bulevar Oroño desde Pellegrini hacia el río, donde las tradicionales palmeras dejaron varias ramas secas sobre la calzada.

En cuanto a la cantidad de precipitaciones registradas, los datos oficiales indicaron que las mismas no superaron los 20 milímetros. Ayer las cuadrillas de Defensa Civil se encontraban relevando diversos sectores, en el marco del operativo montado para este fin de semana.

A partir de hoy, a las 6, se incorporarán otras tres a cuatro cuadrillas tanto de la Coem como de la Dirección de Parques y Paseos. Las tareas abarcarán un diagnóstico por prioridades en función de los sectores donde se planteen más inconvenientes (obstrucción de la vía pública y tendido aéreo).

“Este tipo de daños materiales no fue de gran magnitud, sólo se registró una rama sobre un auto, y el resto no fue intenso”, destacó Rainone. Tampoco hubo zonas anegadas por el temporal.

Sobre la peatonal

Las imágenes de vehículos sobre la calzada se repitieron durante el pasado fin de semana. Esta vez, los autos (incluido un taxi) transitaron por la peatonal San Martín en plena lluvia, en el segundo episodio donde los automovilistas “deciden” transformar la vereda en calle. El anterior se había producido arriba del cantero de Oroño.